Las puertas corredizas ahora son una moda que beneficia a las personas que no cuentan con espacio suficiente en un ambiente para colocar una puerta común. además las puertas corredizas no implican un gasto grande ya que se puede reciclar una puerta antigua como en este caso veremos a continuación.

Para empezar retiramos las bisagras de la puerta que usaremos, ya no serán necesarias ahora.

Retiramos las juntas de las bisagras, si se quiere tapar el hueco solamente le pegamos una tablilla de madera.

Esta es la puerta que se usó.

Se taladra donde irá la viga empotrada a la pared para que esta sostenga el riel corredizo de la puerta.

Una vez colocada se empieza a armar el riel corredizo.

Atornillamos bien para evitar accidentes.

verificamos si esta bien ajustado.

No olvidemos asegurarnos de que esté equilibrado.

Empezamos a colocar la puerta con la ayuda de unas agarraderas.

Instalamos el vidrio en el espacio dejado cuando se retiró las tablas.

Y listo, ya tenemos nuestra puerta corrediza en menos de una hora.

Related Post