Lavar la ropa es una tarea que puede tardar hasta varios días en realizarse. En un mal necesario en la vida de cualquier persona normal, ya que la ropa, toallas y sábanas no se limpian por sí mismos. Muchas veces se pone una carga de ropa en la secadora y terminamos olvidándonos de ella. Es por ello que hemos traído uno de los trucos más exitosos de las redes sociales del cual queremos aprender junto a ustedes. ¡Manos a la obra!

Para evitar que más tarde, nos la secadora llena de ropa arrugada y sacar la plancha para encargarnos de toda esas arrugas, es mejor recurrir a estar tarea que consume mucho tiempo y aburre.

Todo lo que necesitas en una secadora y un cubito de hielo, agarra toda tu ropa arrugada, o cualquier cosa que necesites quitarle las arrugas, y échalo en la secadora junto con un cubito de hielo.

Ajusta la configuración de la secadora en “alta” y ajusta el temporizador en cinco minutos. Cuando acabe, abre la secadora de inmediato y retira todo lo que has echado. Todo debería estar libre de arrugas tan pronto como sea posible.

Una de las formas más fáciles, simples y eficaces de tener tu ropa, toallas y camisetas sin tener que recurrir a una plancha. Pruébalo la próxima vez que tu ropa se quede arrugada y fea, y envía este útil consejo a tus familiares y amigos. ¡Te facilitará la vida!