Las técnicas para cortar metal varían en función del grosor y la naturaleza del material, por eso hoy en este tutorial, te mostramos un fabuloso PASO A PASO en el cual te mostraremos diferentes herramientas para cortar el metal. Dependiendo del tipo de material que vayamos a utilizar, deberemos usar una herramienta u otra.

Aprende con nosotros PASO A PASO:

Primero, si se corta a máquina utilizaremos la sierra de calar o la amoladora. Con la sierra de calar, la más ligera de todas las sierras eléctricas, y la hoja adecuada es posible cortar metales de poco grosor; es especialmente práctica para hacer cortes curvos en chapas.


Las virutas que salen disparadas del metal son muy peligrosas para la cara, especialmente para los ojos. Por este motivo, es muy importante mantener la cara levantada y llevar gafas protectoras. El uso de guantes también es indispensable cuando realicemos tareas de corte con metal.

Si trabajamos con la sierra de mano para metal, comenzaremos el corte manteniendo la herramienta un poco inclinada sobre la horizontal; cuando el corte esté bien marcado iremos inclinando más la sierra.

De forma manual podremos cortar barras, tubos y perfilados hasta un grosor máximo de 25 ó 30 mm.

Las cizallas para cortar metal no son más que unas tijeras robustas; la fuerza que se imprime a las hojas depende de la longitud del mango.

Con las cizallas manuales clásicas podremos cortar chapas de hasta 1 mm de grosor.