Después de mover algunos de nuestros muebles favoritos, muchas veces inevitablemente acabamos estropeándolos cuando se nos cae alguna herramienta pesada sobre ellos o por el simple roce con otros muebles.

Por eso, hoy te traigo un truco que suelo usar para arreglar estos pequeños destrozos y poder eliminar esos arañazos y golpes sin tener que usar una masilla para rellenar la madera.

Esta técnica funciona muy bien para suelos de madera y mesas del comedor.

Paso 1: ¿Qué necesitas?

t1

El truco es bastante simple. Vamos a utilizar una plancha a vapor para la abolladura de la madera.

Necesitarás lo siguiente:

-Una plancha
-Papel de cocina
-Agua

t2

Pon una gota de agua sobre la zona afectada. No demasiada. Sólo la suficiente para cubrir la abolladura.

 Cúbrela con el papel de cocina / trapo.

Ahora, con tu plancha encendida, déjala encima de la zona afectada y realiza pequeños movimientos en círculos. Presiona hacia abajo con firmeza y de forma continua hasta que el papel esté seco. No pasará mucho tiempo hasta evaporarse.

Continua este proceso y repítelo echando más agua hasta que las abolladuras se eleven y estén al mismo nivel que el resto del material.

Paso 3: Lija la madera

t3

Fuente: ideasconpallets

Related Post