El transferir una imagen desde una fotografía hacia una tela, no es algo que sea técnicamente complicado. es más hoy te mostramos el como en esta serie de imágenes que te compartimos de la web cg.facilisimo.com. Y gracias a esto podrás grabar en casi cualquier tela con esta técnica. Para después colocarla en un saco, una caja o donde te lleve la imaginación. Ahora veamos cómo se hace.

Es esencial elegir bien la tela que vamos a usar para transferir. la tela de lino es una de las mejores. Por un lado es lo bastante grueso para imprimir encima, pero a la vez no es muy gordo y así puede pasar fácilmente por la impresora sin que se atasque. Aviso: puede ser habitual que se no arrugue y la impresora haga cosas raras como enrrollarlo todo. Consejo para evitarlo: Plancha bien la tela que vas a usar, es importante que esté bien lisa para que luego no ocasione problemas.

Una vez que tienes la tela, corta la pieza que vas usar. Con la regla y las tijeras haz el recuadro sobre el que se va imprimir.

Debemos mencionar que este es el paso más importante. La tela tiene que quedar bien pegada al folio que vamos a introducir en la impresora. Recomendamos pegamento de barra(cola) aún que también se puede con cola de carpintero.

Para dejarlo bien pegado, sin que los bordes se puedan levantar y quedarse atrapados en la impresora usa pinzas o sujetadores. También puedes coser directamente la tela al folio. Así sí que es imposible que se levante.

Elige la imagen que quieras y como si fuera un folio normal, pon una hoja con la tela pegada en la impresora. No es necesaria ninguna impresora especial, ni usar una tinta que no sea la normal.

Luego recortamos y ¡listo!

Y aquí te dejamos un video para que veas al detalle el proceso.

Related Post