La carpintería es uno de los campos más populares del bricolaje casero. El trabajo de la madera nos permite llevar a cabo grandes proyectos personales con los que decorar y amueblar nuestros hogares.


De este modo, a la hora de trabajar con este material podemos contar con ciertos trucos que facilitan y simplifican el proceso, y hoy vamos a ver algunos de ellos.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO:

Ads

Paso 1

A la hora de atornillar tirafondos, podemos facilitar el trabajo pasando el tornillo por una pastilla de jabón.

Paso 2

Si no estamos muy seguros de la consistencia de nuestra madera y tememos que se agriete al clavar o atornillar, podemos seguir el siguiente truco: calentamos la punta del clavo o tornillo con agua hirviendo.Paso 3

Por su parte, si lo que tememos es que la madera se astille al serrarla o cortarla, podemos poner cinta adhesiva por la zona donde realizaremos el corte. Con este truco conseguiremos un corte limpio.

Paso 4

En cualquier caso, a la hora de serrar la madera, la superficie que quedará visible y, por lo tanto, la que mejor acabado debe tener, deberá ir en la parte de arriba.


Paso 5

Para conseguir un acabado perfecto y disimular los clavos en nuestros proyectos con madera, podemos retirar con cuidado un trozo pequeño de madera o astilla del punto donde vaya el clavo, clavar, y después pegar con cola de nuevo la madera.


Paso 6

Cuando trabajamos con muebles de madera, puede que la superficie del mismo reciba un golpe, provocando daños visibles. De ser así, lo único que tenemos que hacer es, nada más producirse el golpe, poner encima un algodón mojado en leche caliente y dejar reposar unas horas. Con este truco la madera se hinchará, volviendo a su estado original.

Paso 7

Ads

Otra posible solución al problema anterior es mojar un trapo de algodón, colocarlo sobre el golpe, y pasar la plancha, dejando que el vapor actúe.


Paso 8

A la hora de lijar superficies de madera, la opción más fácil es escoger en primer lugar una lija de grano grueso, para hacer las primeras manos, y luego ir rematando el trabajo con lijas más suaves. Además, recordar que siempre hay que lijar en el sentido de la veta.


Paso 9

Es posible que, cuando estemos trabajando, nos caiga algo de pegamento sobre las piezas de madera. Para retirarlo, frotamos con un paño de algodón impregnado en aceite podremos eliminarlos fácilmente.

Paso 10

Por último, para conseguir acabados profesionales. Se trata de fijar dos tablas gruesas de madera con un tornillo con tuerca, de modo que la cabeza del tornillo quede oculto en una de las tablas. Para ello, bajo un supuesto de contar con un tornillo de 8mm de grosor con cabezal de 12 mm, deberemos realizar lo siguiente:


– Taladrar sobre la primera tabla con una broca de 16, sin atravesar por completo, es decir, con una profundidad de un tamaño similar a la altura de la cabeza del tornillo.
– Sujetar ambas tablas en la posición adecuada, unidas con un gato, y continuar taladrando a partir del mismo agujero, pero con una broca del 8. Con esto, la cabeza del tornillo quedará oculta en la primera tabla.