50 años tuvieron que pasar para que lo encontrarán luego de su trágico final

0
58

A menudo salen a la luz deslumbrantes descubrimientos de la antigüedad. Vestigios de pueblos que se extinguieron hace años, reliquias, partes de animales, o ruinas de una hermosa construcción. Pero lo de hoy te va dejar apenado como muchos aquí en la redacción nos emos quedado luego de leer esta historia. En 1980, unos hombres cortaron un árbol en el estado de Georgia, EE.UU pensando que sería una tala como la que acostumbraban a realizar. Pero lo que se encontraron fue una verdadera sorpresa. Al cortar el árbol en dos, se dieron cuenta que era hueco y que dentro de este, había un perro momificado. Se había congelado en el tiempo. Y la posición en la que se encontraba era bastante escalofriante y llamativa.

Su expresión estaba intacta, y demostraba algo de rabia.  Los hombres intrigados con su descubrimiento, se dieron cuenta que el perro había sido momificado en la misma posición en la que murió.Se cree que el perro había estado corriendo detrás de un mapache que atravesó el árbol hueco. Estaba a medio camino y nunca salió vivo de allí.

Ads

Sabiendo lo que tenían en su poder -un elemento inédito- donaron el árbol a un museo de árboles en Waycross, Georgia. El museo que se llevó al perro, Southern Forest World, organizó un concurso para darle un nombre al animal, y el ganador fue “Stuckie“.

La placa al lado de Stuckie en el museo da una explicación sobre cómo ocurrió la momificación:

Se produjo un efecto de chimenea en el árbol hueco, lo que resultó en una corriente ascendente de aire. Esto provocó que el olor del animal muerto se llevara, lo que de otro modo habría atraído insectos y otros organismos que se alimentan de animales muertos. El árbol hueco también proporcionó condiciones relativamente secas, y el ácido tánico del roble ayudó a endurecer la piel del animal

Bueno este tipo de cosas no se encuentran a diario… 😮

Ads

Fuente: upsocl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here