Coloca una puerta corredera oculta y separa dos ambientes sin perder espacio

0
90

Vamos a hacer una puerta corredera oculta, para separar ambientes sin necesidad de perder espacio en nuestro lugar favorito increíble propuesta de nuestros colegas de hogarmanía. Empezaremos en un apartado anterior, cuando montamos, entre el recibidor y la cocina, un tabique para puerta corredera oculta ligero con placas de yeso laminado, en cuyo interior alojaremos la estructura metálica para una puerta corredera de madera. Un trabajo que harás como todo un experto. ¡Manos a la obra!

Entre la gran variedad de puertas que podemos encontrar en el mercado, nosotros nos hemos decantado por una de madera maciza, chapeada en roble y barnizada. Teniendo en cuenta las medidas del hueco, podrás elegir el modelo que más les guste.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Ads

Paso 1

Comenzaremos el trabajo marcando las molduras a la medida que vamos a necesitar. Tomamos bien las medidas con un flexómetro y las transportamos a las piezas.

Paso 2

Ads

Después, cortamos las molduras, que en nuestro caso son de madera, empleando la ingletadora. Para trabajar con seguridad, nos pondremos unas gafas de protección y unos guantes. Si no disponéis de esta herramienta, podéis hacer los cortes con la sierra de calar provista de una hoja para madera o incluso, con una sierra de mano y una caja de ingletes.

Paso 3

Una vez que hayamos cortado todas las piezas, aplicaremos un tapaporos para sellar el poro de la madera y facilitar el agarre del barniz. Para realizar esta tarea, utilizaremos una paletina. Nos protegemos las manos con unos guantes de látex.

Paso 4

Ads

Cuando el producto se haya secado, damos un barniz incoloro y brillante con el fin de conseguir un acabado similar al de la puerta. Para trabajar con mayor limpieza, es conveniente cubrir la mesa con un papel o plástico protector.

Paso 5

Lo siguiente que haremos es una ranura en la base de la puerta, que nos servirá para encajar la guía. Para hacer este trabajo, amarraremos la puerta a la mesa con unas mordazas y emplearemos la sierra circular. Acoplaremos el aspirador a la herramienta, para trabajar con mayor limpieza.

Paso 6

Ads

Para poder embutir los tiradores o uñeros en la puerta, tendremos que realizar unos orificios ciegos: en nuestro caso, uno de 35 mm en cada cara de la puerta y otro de 25 mm en uno de los cantos laterales de la misma. Para realizar este trabajo, utilizaremos el taladro atornillador y dos brocas de pala de diferentes diámetros.

Paso 7

A continuación, encajamos los uñeros en los agujeros con la ayuda de una maza de madera.

Paso 8

Ads

Presentamos las pletinas de los herrajes en la parte superior de la puerta, a 10cm de los extremos, y las fijamos en el canto, con sus correspondientes tirafondos.

Paso 9

El siguiente paso consiste en poner unas juntas de goma en las molduras e introducir un burlete en el canal, ayudándonos de la maza. Para fijar tanto las juntas como el burlete no necesitaremos ningún producto, simplemente tendremos que encajarlos correctamente.

Paso 10

Ahora, hacemos los orificios de fijación de la guía en el suelo, con el taladro atornillador en posición de percusión y una broca para hormigón del mismo diámetro que los tacos que vamos a emplear, en este caso de 6mm.

Paso 11

Introducimos los tacos de nylon en los agujeros y fijamos la guía en el suelo, con unos tirafondos. Para hacer esta tarea, tendremos que sustituir la broca por una punta adecuada.

Paso 12

Ya podemos colocar la puerta en su sitio. Posicionamos los rodamientos en el carril y los insertamos en las pletinas que hemos colocado en parte superior de la puerta. Con la ayuda de un nivel, comprobamos que ésta está a plomada.

Paso 13

Luego, fijamos definitivamente la puerta apretando bien las tuercas con una llave fija.

Paso 14

Es el turno de las molduras. Aplicamos adhesivo de montaje, de gran agarre inicial, en la parte posterior de la pieza más ancha y la encajamos en uno de los laterales del hueco.

Paso 15

A continuación, ponemos los perfiles de remate en el otro lateral del hueco, fijándolos también con adhesivo de montaje.

Paso 16

Para terminar el trabajo sólo nos queda colocar las jambas que enmarcarán la puerta. Damos adhesivo en la cara posterior de las piezas y las pegamos en su posición. Nosotros hemos cortado las piezas que forman el marco de la puerta con los extremos en ángulo de 45º. Pero, si lo preferís podéis realizar las uniones en ángulo recto.

Paso 17

Ahora ya tenemos el trabajo totalmente terminado. Primero os enseñamos a instalar un tabique con placas de yeso laminado, en cuyo interior colocamos la estructura metálica para una puerta corredera. Y en esta ocasión, hemos instalado la puerta corredera oculta. De esta forma hemos conseguido separar dos ambientes de una forma rápida y limpia, y sin perder prácticamente nada de espacio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here