Cómo hacer unos sargentos para evitar la curvatura al unir madera

0
468

Sujetar las maderas para hacer el tablero con los sargentos no están fácil que digamos pues esta se puede curvar en el centro debido a la presión ejercida por los sargentos además del tamaño de la madera.

¡Pero esto se acabo! para buscar una solución, podemos evitar ese problema haciéndonos unos sencillos sargentos para ese fin. De está forma podemos evitar la curvatura de la madera al unirlas entre sí. ¡Toma nota!

Paso 1

Comenzamos por cortar 4 trozos de cuadradillo, en mí caso he usado cuadradillo de 35 x 35 mm. En cuanto al tamaño de los mismos, dependerá del tamaño que queramos hacernos los sargentos. En mí caso, el sargento lo quiero para unir maderas de hasta 1 metro. Por tanto, me he cortado 2 trozos de 1,20 cms y 2 trozos de 12 cms para las patas.

Para cortar los cuadradillos podemos usar una tronzadora de hierro, soporte para la amoladora o la amoladora y a mano alzada. En caso de usar el último método, deberemos hacerlo lo más recto posible que podamos.

Ads

Paso 2

A continuación, repasamos las rebabas generadas por el corte con un disco de repaso y la amoladora o radial.

Paso 3

Marcamos a 5 cms y a partir de esa distancia, cada 10 cms.

Ads

Para ello usaremos el metro, un lápiz y la escuadra.

Paso 4

El siguiente paso será comenzar a perforar los agujeros marcados en el paso anterior. Para ello podemos usar un taladro de columna, un soporte para taladro o un taladro y a mano alzada. En caso de hacerlo a mano alzada, deberemos hacerlo de la forma más perpendicular que podamos.

Comenzamos pasando una broca de menor diámetro e iremos pasando distintas brocas de menor diámetro hasta conseguir el agujero que buscamos. Vamos a usar unos tornillos y tuercas de mariposa de 8 mm, por lo que el agujero final en los cuadradillos será de 8,5 mm de diámetro para tener un poco de margen.

Paso 5

En el siguiente paso, repasamos con la amoladora o radial todas las posibles rebabas generadas por las brocas de hierro.

Paso 6

Ads

Para terminar con los sargentos, soldamos los dos trozos de cuadradillo de 12 cms a uno de los cuadradillos.

De está forma, conseguiremos elevar el sargento de la superficie donde lo apoyemos, facilitándonos el poder colocar los tornillos y tuercas de mariposa para apretar las maderas a encolar, y de está forma, evitar la curvatura de la misma.

Paso 7

Antes de darle el visto bueno y darlos por acabados, le aplicamos una o dos manos de fondo para hierro.

Esperamos los tiempos indicados por el fabricante de la pintura para un secado óptimo. Por último, lo pintamos del color que más nos guste, en mí caso, lo he pintado con un spray de color negro.

Paso 8

Como sistema de unión de ambos cuadradillos, usaremos unos tornillos, arandelas y una tuercas tipo mariposa. La longitud del tornillo que he usado es de 12 cms de largo, mientras que el diámetro de los mismos es de 8 mm.

Paso 9

Vamos a comprobar su efectividad, para ello vamos colocando las maderas que queramos unir sobre el cuadradillo base, el que tiene las patas soldadas.

Cuando hayamos acabado de colocar todas las maderas a unir, colocamos encima de la madera el otro cuadradillo y lo sujetamos todo con los tornillos, arandelas y tuercas tipo mariposa a modo de sandwich.

Por supuesto, también colocaremos los sargentos para unir las maderas entre sí, que junto con los sargentos que nos acabamos de hacer, evitaremos la curvatura del tablero final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here