Muchos de nosotros, por no decir todos, deseamos tener protegida y segura nuestros hogares. Y es que cada vez el peligro aumenta y nosotros no estamos libres de ser víctimas de la delincuencia. Sin embargo, apareció la novedad del año y es la de convertir nuestro viejo celular en la cámara de seguridad de nuestra casa y lo mejor de todo es que ¡funciona a larga distancia!

Muchas personas optan por incorporar en sus hogares algunas cámaras de seguridad, ya que lo albergan en su interior puede ser tremendamente valioso. Normalmente los que tienen una vivienda de tamaño considerable contratan a una empresa de seguridad para que coloque una serie de cámaras a lo largo del recinto pero algunas personas, como nosotros, no contamos con el dinero suficiente para ponerlos. Por ello, compartimos esta innovación para que lo hagas de manera económica y práctica.

NOTA: Recuerda que para realizar esta creación tan original necesitamos tener un teléfono móvil con una cámara más o menos decente; ya que si emite fotografías con menos de un megapíxel es posible que no veamos nada.

Para convertir nuestro teléfono viejo en una cámara de vigilancia lo único que necesitamos son tres cosas bastante simples y que seguro tendrás la mayorría: una conexión fija a la red, un perfil en la web de correos electrónicos Gmail y realizar una descarga en Play Store del app llamado “Alfred”. Aparte de estos tres requisitos evidentemente será necesario poseer ese celular que no vayamos a usar y otro que esté en buen estado.

En el momento del registro hay que colocar la misma cuenta de Gmail en ambos dispositivos; si ponemos diferentes no conseguiremos nada. Después de esto el programa nos da la opción de seleccionar cuál será el aparato que funcione como cámara y cuál el que hará las funciones de control remoto.

Para viviendas que tengan unas dimensiones considerables lo más lógico sería colocar varios celulares dispersos por la casa; así abarcaríamos todo el terreno posible. ¿Cómo funciona realmente Alfred? Pues esta aplicación se activa cuando detecta movimiento en la zona; en caso de que algo extraño se produzca se enviará un mensaje a la cuenta de Gmail que se haya registrado.

¿Y si queremos saber también si se produce algún tipo de ruido o conversación que nos afecte? En ese caso solamente necesitamos activar la opción “sonido” dentro de la aplicación. Hemos de tener también en cuenta que un fallo en la conexión a Internet podría dar al traste con todo nuestro sistema de seguridad, así que hay que asegurarse de que el router no sufra ningún tipo de fallo.