CREA, INNOVA | 7 SORPRENDENTES IDEAS para hacer un original banco de jardín

0
65

Con la llegada del buen tiempo podemos comenzar a disfrutar del exterior. Por ello que un banco o asiento es uno de los muebles más perfectos para el uso en exterioriores de nuestro hogar. Las posibilidades para hacer un banco son muchas: de madera, de hierro, móvil, fijo, etc.

Por ello, les hemos traído uno de nuestro mejores tops en donde veremos diferentes ejemplos de trabajos de bricolaje en los que se hace un banco para el jardín o el exterior de nuestro hogar.

# 1 Banco circular

Alrededor de un sauce que tenemos en el jardín, vamos a hacer un banco con forma circular. Tendrá tres tablas en el asiento y lo haremos con listones de madera.

Asimismo, utilizaremos unos listones de madera de pino hidrófugo de 95 X 22 mm y para las patas emplearemos unos listones del mismo material de 45 X 45 mm. Este material es repelente al agua y resiste perfectamente los cambios climáticos y el ataque de hongos e insectos, por lo que es ideal para trabajos que van a estar a la intemperie. Uniremos las distintas piezas con masilla adhesiva y tirafondos y remataremos el trabajo, aplicando un barniz de poliuretano en toda la superficie del banco.

Ads

 

#2 Banco colorado

Los bancos para exterior son elementos muy prácticos si queremos sentarnos cómodamente en el jardín o en la terraza. Por eso hoy vamos a hacer un banco colorado. Un trabajo de carpintería, rápido, sencillo y económico.

Una vez conformados los dos laterales, los uniremos con un travesaño. Colocaremos dos listones en diagonal, reforzando así la estructura de madera. Después, pegaremos las tablas para el asiento y el respaldo. Para terminar, daremos una imprimación multiuso a toda la superficie y una vez que el producto se haya secado, aplicaremos el esmalte.

#3 Banco macizo 

Ads

Para realizar la estructura del banco utilizaremos unas sencillas traviesas de pino. Cortaremos las piezas necesarias y las lijaremos para obtener un buen acabado. El sistema de unión que vamos a emplear para montar el banco será fácil y rápido: adhesivo y tirafondos. Remataremos el trabajo ocultando los tornillos con unos tubillones a modo de tapones.

#4 Asiento limonero

Para poder estar sentados cómodamente en la terraza o el jardín de casa, les proponemos la construcción de un original mueble, cuyo asiento conseguiremos uniendo diferentes listones de madera a contraveta. Además, veremos como crear un par de macetas de hormigón con un molde confeccionado por nosotros mismos.

Ads

Necesitaremos dos cubos de pintura de diferentes tamaños, un retal de madera, unos tirafondos y unas escuadras metálicas para realizar el molde. Con una mezcla de hormigón, agua y fibra de vidrio, haremos las jardineras. Y, para el asiento, utilizaremos unos listones de distintos tipos de madera, cola y un poco de barniz.

#5 Banco rústico con luminarias

Para este tipo ocasiones es perfecto construir un práctico y decorativo banco con luminarias, de estilo rústico, ideal para la terraza o el jardín de casa. Un trabajo sencillo y económico, al alcance de cualquier aficionado al bricolaje.

Para realizar las patas utilizaremos unos troncos, a los que haremos una hendidura para encajar el tablero que servirá como asiento. En cuanto al acabado, utilizaremos un barniz adecuado para la intemperie.

#6 Banco exterior

Ads

Con la llegada de esta estación, es el momento de disfrutar al aire libre. Y para estar cómodos en la terraza o el jardín de nuestra casa, les proponemos la construcción de un banco único que además de práctico es muy decorativo. En concreto, hemos venido a mostrarles cómo hacer un banco de exterior.

Para realizar la estructura emplearemos un tablero de contrachapado de okume de unos 16 mm de grosor y unos tubos metálicos. Uniremos las piezas entre sí con adhesivo y tirafondos, y para el acabado, usaremos un esmalte acrílico de color blanco.

#7 Transformar silla en banco

Para realizar este trabajo vamos a partir de una silla vieja que tenemos en casa y la vamos a convertir, añadiéndole unas piezas, en un banco ligero, resistente y muy cómodo. Un trabajo sorprendente y muy económico.

Necesitaremos una silla vieja de madera, que partiremos por la mitad. También nos hará falta un listón de madera de pino de la misma anchura que los travesaños de la silla y una tabla de pino alistonado que podrán encontrar fácilmente en cualquier centro de bricolaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here