Cuelga un vaso en la manija de la puerta y otro en la parte superior y algo ingenioso ocurirá

0
16

¡Ten cuidado con los hoteles pues son muy vulnerables en cuanto a seguridad se hable! No importa que estén emplazados en primera línea de playa, en mitad de una ciudad o en una bonita localidad campestre, los hoteles cumplen perfectamente la función de dar alojamiento a cualquier persona que se pueda permitir pagar por el servicio. ¡Recuérdalo!

De 2012 hasta el año 2013 el porcentaje de personas que acudían a disfrutar de un complejo hotelero aumentó en un 12%, mientras que en el periodo siguiente la cantidad pasó a incrementarse en un 15%.

Sin embargo, uno de los problemas principales de residir temporalmente en un sitio que no es tu vivienda habitual es la posibilidad de que entre alguien a robar tus pertenencias. Es cierto que las habitaciones cuentan con algunos sistemas de seguridad como la cerradura de la puerta, cámaras de vigilancia e incluso cajas fuertes, pero eso no impide a los ladrones adquirir miles de dólares cuando “visitan” un dormitorio al azar de un hotel importante.

Por ello hemos venido a traerte un tip muy importante para aprender a librarte de robos como estos y saber de manera inmediata si alguien quiere acceder a la habitación de tu hotel.

Ads

SOLO TE HARÁN FALTA 2 PASOS

¿Sabías que con la simple ayuda de dos vasos de cristal sabremos de manera instantánea si alguien está forzando nuestra puerta por la noche?

Paso 1 

En primer lugar necesitas colgar uno de los dos objetos en la manija de la puerta, tal y como te mostramos en la imagen adjunta. Tienes que cerciorarte de que no se caiga al suelo, ya que entonces no serviría de nada esta “alarma” tan especial que hemos creado.

Ads

Paso 2

Acto seguido, únicamente necesitas poner el otro recipiente encima del primer vaso. ¿Qué ganamos con esto? Nada menos que la posibilidad de que se produzca un ruido ensordecedor si alguien trata de forzar la puerta en horas intempestivas. Y como si fuera poco, si oye que vasos rotos se rompen en el interior de la estancia, ¡se le quitarán las ganas de entrar a robar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here