Él quiso tener todo a la mano y creó esta FABULOSA MESA BOTELLERO. ¡MARAVILLOSO!

0
8

Hoy en día se construyen casas tan pequeñas que hay que aprovechar al máximo el espacio, incluso las patas de la mesa de centro del salón.

Cuando construyamos la mesa, apoyaremos la encimera sobre cuatro pequeños pilares de ladrillos bodegueros, lugar donde pondremos nuestras botellas de vino o champagne favoritos. ¡Mira como se hace esta increíble creación PASO A PASO!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO:

Paso 1

Construimos las patas de la mesa fijando con adhesivo de montaje tres ladrillos bodegueros dobles en forma de zigzag. En caso de que los ladrillos no estén bien rematados lijamos con una lija gruesa todos los cantos.

Ads

Paso 2

Rebajamos pintura plástica de color morado con agua. Así conseguimos un tinte lila con el que pintaremos las cuatro patas de ladrillos.

Paso 3

Encargamos 7 listones de madera de pino que midan el largo del tablero de DM que hará de encimera. Les damos un aspecto envejecido golpeándolos con el martillo y el punzón.

Ads

Paso 4

Presentamos todos los listones sobre una mesa y les aplicamos un tinte acrílico de color cerezo. Rebajamos el tinte con agua para que el color cerezo no sea muy intenso.

Paso 5

Ads

Cuando el tinte esté completamente seco dibujamos sobre los listones unas patas de gaviotas. Recortamos una esponja con la forma de la patita, pasamos la esponja por un esmalte satinado de color azul y estampamos el dibujo sobre los listones: parecerá que un pajarillo se ha paseado por la mesa.

Paso 6

Con cola blanca fijamos los listones en el centro del tablero de DM. Rematamos todos los cantos de la encimera fijando con cola blanca y unas puntas las cantoneras de pino que también hemos teñido de cerezo.

Paso 7

Con el martillo golpeamos unos azulejos azules de diferentes tonalidades. Si queremos conseguir piezas muy pequeñas, en vez de golpear los azulejos directamente es mejor cubrirlos con un paño.

Ads

Paso 8

Con masilla para azulejo fijamos las piezas que hemos cortado sobre la encimera, a ambos lados de los listones, componiendo un mosaico con efecto de aguas. Primero las más grandes y entre ellas encajamos otras piezas más pequeñas.

Paso 9

Esperamos a que la masa para fijar azulejos esté bien seca y cubrimos el mosaico con mortero de color lila. Para realizar el mortero mezclamos los polvos con agua hasta conseguir la densidad adecuada, similar a unas natillas.

Paso 10

Extendemos bien el producto con una espátula de goma asegurándonos de que se rellenan todos los huecos entre las piezas del mosaico. Una vez que el mortero se haya secado, limpiaremos el sobrante con una esponja húmeda hasta que se aprecien perfectamente todos los colores de los azulejos.

¡Y el resultado es maravilloso!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here