¡Haz tu propio horno de leña paso a paso!

0
515

Horno de leña terminado

 

Ads
Ads

¿Quien no anhela tener su propio horno de leña en casa? Estamos seguros que más de uno quisiera… Bueno, no necesitas ser un albañil experto porque ahora Manos a la Obra te muestra cómo elaborarlo siguiendo pasos muy prácticos.

Primero, cubre la boca de la hornilla con los ladrillos embutidos y luego forra con piedra. Prosigue rellenando con tierra roja y arlita para evitar pérdidas de calor. La chimenea de la hornilla irá al ras del suelo para verter las ascuas al hornillo.

Se unificó ambos módulos, ya que contábamos con una barbacoa…así que se colocó el horno de leña con un adorno de ladrillo llamado sardinel. Esto se logra colocando los ladrillos como si estuvieran en una estantería y verás que además es muy resistente.

Ads

Tras replantear el horno, se procede a realizar el arco de la puerta.

Aquí se puede apreciar la encimera que compartirá el horno de leña y la barbacoa.

Tras colocar las dos primeras filas a nivel del suelo del horno, procede a rellenar con cristales rotos. Luego, cubre con una capa de sal gorda para asegurarte de no perder el calor por el suelo.

Ads

Ahora coloca los ladrillos que forman el suelo sobre la capa de sal gorda. El “pozo” para verter las brasas debe quedar perfectamente nivelado con los ladrillos al ras del suelo.

Corta los ladrillos por la mitad para cerrar el horno; de esta forma podrás ejecutar más rápido y fácil los trazados curvos.

La replanteo de la semiesfera es muy práctico. Solo clava una puntilla en el centro del suelo del horno, anuda una cuerda y dale la medida que desees, y lleva la cuerda tirante hasta los ladrillos. Para este horno de 110 cm de diámetro, se marco 55 cm de radio. Debes ir dando la inclinación correcta a cada hilada hasta que cierre la parte superior, justo encima de la puntilla.

Ads

Deja las dos o tres primeras filas hiladas sin inclinación, para que lo que se meta en el horno no tropiece con las paredes.

Luego, se adaptó el tiro de un termo de agua caliente para la salida del humo. El termómetro se coloca en un sólido tubo de cobre y se ajusta entre los ladrillos.

¿Qué opinas hasta el momento? El proyecto va tomando forma…

Otro detalle que se agrega en este proyecto es colocar una luz dentro del horno, para ver el aspecto del plato con mayor claridad. Para esto, se insertará en la pared del horno, a modo de lucernario, un cuenco de cristal pyrex (debe soportar las altas temperaturas).

Ads

Ahora proseguimos a armar la chimenea. ¡Ya casi terminamos y está quedando genial! 😉

En este caso,  el primer enlucido de la cúpula tiene mortero refractario. Asimismo, llevará una manta de vidrio que servirá de aislante, y un alambre de gallinero para que agarre bien el segundo enlucido. Coloca las puertas de hierro.

Puedes notar que la puerta inferior lleva una rejilla por dentro ya que está destinada a sujetar una capa de mortero refractario. De esta manera, evitarás que el calor llegue a la chapa de la puerta y disminuirás el riesgo de quemaduras.

¡Ahora los toques finales! Utiliza un plástico para proteger el mortero de la lluvia o humedad nocturna.

El horno de leña está casi terminado, solo debes añadir un poco de color sobre el enlucido y/o agrega otros elementos que consideres pertinentes.

Listo… ¡disfruta de un buen pollo a la leña! 😉

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here