La Universidad de Exeter ha logrado crear una forma de ladrillos de vidrio que puede alimentarse de la energía del sol durante el día y acceder a la electricidad de forma gratuita. Y es bien sabido en la comunidad científica que las energías renovables serán parte esencial de los hogares inteligentes del futuro, aunque su integración adsoluta va tomar algunos años pues llegar a cumplir con los estandares de construcción no siempre es sencillo. Pero ¿cómo se lograría aprovechar este invento? Pues al utilizar los ladrillos, o mejor dicho bloques, transparentes, estos dejan pasar una parte de la luz solar del exterior y al mismo tiempo capturan ciertas longitudes de onda y las transformen en electricidad.

El aspecto es muy similar al de los actuales bloques de cristal que se usan en ciertas construcciones, aunque en el interior podemos ver las células solares y por su lateral sale un cable que interconecta diferentes bloques.

Según los creadores se puede adherir una mejora en el aislamiento térmico de la vivienda, pudiendo instalar los bloques en horizontal y vertical e integrarlos con el resto de materiales de construcción y decorativos. Además, el coste de los bloques no debería ser superior al de los actuales que se venden sin capacidades de captación de energía solar. ¿El siguiente paso? Probar este invento en diferentes viviendas de todo el mundo.

Fuente: xatakahome