Si crees que el trabajo ideal solo quedará en nuestros sueños pues te equivocas. Y es que la mayoría de personas consiguen trabajos prácticos pero no que les haga felices y se sientan identificados por ello dejan de visualizar su futuro como debe ser. Si estás pasando por las siguientes circunstancias comienza a remplantear lo que estás haciendo ¡no tengas miedo de ser feliz a través de tu trabajo!

#1 Conforme va pasando el tiempo de experiencia en tu trabajo, te das cuenta que no te gusta ¡que no somos buenos en eso!

Ads

#2 Vemos una opción que nos gusta más y cambiamos de parecer a lo que estamos haciendo. Eso quiere decir que nunca fuiste feliz en el trabajo que tienes ahora.

Cuando fuimos niños siempre nos creímos uno doctores, astronautas, maestros, ingenieros, maestros carpinteros por eso dicen que las profesiones deben ser escogidas de acuerdo a la inclinación y habilidades que se tiene desde niños. Es así que lo ideal es dejarse llevar por sus gusto y pasiones pues la personalidad define lo que luego nos hará feliz y nos complementará en la vida.

¿Se han dado cuenta cuando se habla de calidad de trabajo, proactividad, disposición, innovación? Todo esto nace porque sientes que no estás trabajando lo haces porque te nace y apasiona hacerlo. Por ello, la capacidad y efectividad van de acuerdo a lo que sientes al trabajar. De esta manera te damos algunos tips para que puedas guiarte sobre cuáles son los trabajos que van de acuerdo a tu personalidad:

a. Los realistas que toman decisiones rápidas: agentes de seguros, abogados, Gestor de proyecto, juez.

b. Adictos al trabajo responsable: contador, gerente de finanzas, programador informático, funcionario público.

c. Racionalistas dispuestos a ayudar a todos: Especialistas en ventas, niñero, trabajador social.

d. Tímidos y decididos que les guste ayudar: dentistas, maestros, bibliotecarios, atención a clientes.

e. Programáticos riesgosos con preferencia a desafíos: detectives, inversor, entrenador, animador.

f. Trabajadores directos y honestos que prefieren hablar: ingeniero, economista, piloto, analista.

g. Empleados alegres: médico general, actor, diseñador, ecologista.

h. Personas sensibles que prefieren dar asistencia material: modistas, terapeutas, masajistas.

i. Líderes naturales: directivo, abogados, consultor de negocios.

j. Creativos irracionales: asesor financiero, gerente, economista.

Ads

k. Diplomáticos elocuentes: Especialistas, gerente de recursos humanos