Los trapos de cocina, así como las servilletas de tela, suelen dar muchos problemas puesto que se percude o se llena de mucosidades por el mismo uso y limpieza de restos de comida. Incluso, después de sacarlos de la lavadora, hay veces que las manchas no han desaparecido. ¡Pero tranquilos! Hoy hemos traído la mejor solución de todas usando este increíble truco.

#1 Primero moja y enjabona el trapo. Después frota enérgicamente con el detergente o jabón para ablandar las manchas.

#2 Después coloca el trapo en el interior de una bolsa de plástico sin cerrar, como la que ves en el ejemplo, e introdúcela en el microondas. Selecciona una potencia media y pon el temporizador a 1 minuto y medio.

#3 Después retira el paño con una pinzas (cuidado no te quemes, pues estará muy caliente)

#4 Enjuaga el paño en agua limpia y listo. ¡Las manchas habrán desaparecido!