En muchas ocasiones nos hemos dejado llevar por nuestra creatividad por lo que nos hemos arriesgado ante la duda del aspecto que pueda resultar nuestro producto o derrepente terminar haciendo una barbaridad en nuestra casa. Sin embargo, hubo una persona que no le tembló la mano y mezcló cemento para echarlo en una bombilla. Sí, muchas personas los criticaron, le dijeron que lo que estaba haciendo no iba a salir nada bien pero resultó siendo un GENIO. ¡Mira el increíble resultado de su trabajo!

¿Qué se puede combinar con esto? Algo increíble que te mostraremos en el trascurso de este fabuloso artículo. Y todo empieza porque el protagonista de nuestro artículo decide abrir la bombilla vieja y retirar todo el interior con ayuda de unos alicates.

Ahora, prepara un poco de cemento. No tiene que ser mucho, es suficiente que pueda llenar el área de todas las bombillas que quieras utilizar. En el caso de nuestro artículo, son 5 bombillas viejas. Para no malgastar mucho material, puedes ayudarte con una cuchara, como lo puedes ver en la fotografía debajo.

A continuación, coloca un tornillo en un pedazo de cartón. Una vez preparado, pega el cartón a la bombilla de manera que la cabeza del tornillo quede dentro del cemento de la bombilla.

Cuando el cemento se endurezca completamente, ¡rompe la bombilla! Sin embargo ten mucho cuidado para no cortarte con el vidrio. Gracias a esto, tendrás una bombilla de cemento sólido.

Por ahora deja la bombilla o las bombillas a un lado. Ahora es el momento de buscar unas tablas de madera. Revísalas cuidadosamente y en caso de que contengan clavos, sácalos.

Reviste las tablas con barniz para darles un acabado bonito. Coloca las dos tablas finas de manera que formen la letra T.

Cuando lo tengas todo preparado, perfora unos agujeros en los que podrás atornillar las bombillas de cemento. ¡Recuerda de perforar unos agujeros del mismo tamaño que los tornillos que has metido antes!

Ahora, lo único que queda por hacer es enroscar todas las bombillas en sus respectivos agujeros y ¿qué resulta? ¡Un fantástico cuelgarropas estilo vintage hecho a mano! Podemos asegurarte de que este cuelgarropas será mucho más resistente que cualquier otro de plástico de las tiendas.

No sabemos a quién se la ha ocurrido esta idea, pero hay que decir que es un genio de las soluciones caseras. Como hemos mencionado al principio, no son materiales del otro mundo ni tampoco requiere habilidades avanzadas, sólo un poco de destreza. Si te ha gustado, no olvides compartir esta fabulosa idea con tus amigos.