La importancia del descanso y sueño de todos nosotros es muy importante y materia prima para todo diseñador. Y es que en cada movimiento y decoración que se haga al dormitorio tiene mucho que ver con nuestro ambiente y acogida del espacio en específico, además de esta manera se podrá crear un ambiente propenso que nos ayude a descansar de la manera adecuada por ello prestemos atención principalmente a la distribución de nuestro dormitorio y a pequeños detalles como las almohadas, las sábanas o el desorden.

#1 Cama espaciosa

Si vives solo, puede que pienses que no necesitas de una cama grande cuando eres la única persona que la usa. Pero lo cierto es que para descansar mejor, nuestra cama debería ser grande y espaciosa, para poder sentirnos mucho más cómodos. Y en caso de tener que compartir la cama, con más razón, el espacio es fundamental para que ambas personas estén cómodas y puedan descansar tranquilamente.

 

#2 Centro de control

El lugar en donde sitúas la cama también es de gran importancia para el Feng Shui, ella debe estar en una “posición dominante”. Esto quiere decir que no debe estar alineada con la puerta, pero sí debe poder verse la entrada desde ella.

#3 Libre de desorden

El orden es fundamental para un buen descanso, y para tener siempre buen humor. Pero tratándose del sueño, lo más importante será que logres evitar el desorden debajo de tu cama.

#4 Espejos

Los espejos tienen un gran significado para el Feng Shui, es por eso que debes elegir con cuidado el lugar y el tipo de espejo. Lo mejor es que sea ovalado o redondo, y que no esté en frente a la cama, ya que puede resultar un poco incómodo despertarse en medio de la noche y verse, y además no es tan útil.

#5 Ropa de cama

La selección de buena ropa de cama es esencial para mejorar nuestras horas y calidad de sueño. Las sábanas de algodón orgánico, por ejemplo, son una de las mejores alternativas, ya que están libres de toxinas que nos afecten negativamente. La suavidad también es importante, así como también que no se sientan ni demasiado frías ni que sean muy calurosas.

#6 Almohadas

No es necesario tener una cantidad exagerada de almohadas en la cama, porque aunque a simple vista parezca que tiene un efecto positivo, es todo lo contrario. Muchas almohadas son sinónimo de desorden, y evidentemente, es lo que queremos evitar.

#7 Colores relajantes

La elección de los colores, tanto de las paredes como de los adornos y muebles, es bastante importante aunque no lo parezca. Para que el sueño sea verdaderamente bueno, los colores claros y suaves, son los más relajantes para el momento del descanso.

#8 Electrodomésticos

Algo realmente importante, y a lo que probablemente nos sintamos más reacios a cambiar, es eliminar la mayor cantidad de artefactos electrónicos de la habitación, ya que lo único que hacen es entretenernos o distraernos y nos quitan el sueño en la mayoría de los casos.

#9 Plantas y aromas

Es sabido que las plantas son muy buenas ayudando a la hora de dormir, pues hay varias especies de ellas que crean un ambiente relajante perfecto para nuestro descanso.