Todos sabemos que conseguir un piso propio no lo es todo. Por lo general, poco después de mudarnos empezamos a notar y quejarnos de la más común de las desventajas relacionadas con el tema immobiliario: poco espacio del que disponemos. Por supuesto, hay solución para todo solo tienes que seguir estos fabulosos tips que traemos en esta ocasión para ti. ¡Manos a la obra!

Si quieres que uno de los cuartos de tu casa cumpla distintas funciones tenemos por ejemplo el salón y el dormitorio a la vez-, puedes crear allí dos espacios separados. Asimismo, si dispones de un rincón libre y sin usar, puedes aprovecharlo y hacer allí algo útil: coser, leer, estudiar o lo que necesites. ¡Sensacional!

Marca el espacio que quieres separar. Procura dividir la habitación con gusto. No se trata de poner un biombo en el medio (no sólo va a parecer poco estético, sino también enseguida revelará que intentas esconder algo atrás). Por supuesto, no es lo mismo si la pantalla luce bonita y encaja perfectamente con el interior.

Hoy en día podemos elegir de entre tantos biombos hermosos, que encontrar algo que nos guste no supone ningún problema. Puedes adquirir una pantalla de vidrio o de madera, con espejos o motivos florales y panoramas. Hay un montón de posibilidades.

A decir verdad, puedes hacer una pantalla tu mismo: de hecho, no hay nada que lo impida. La que ves en la foto, está hecha de unos viejos vinilos. Basta con ponerles cuidadosamente el papel adhesivo (de los dos lados), unir todos los elementos y colgarlos. Se ve de maravilla. No sólo separa dos partes de una sola habitación, sino también sirve de adorno.

Puedes crear otro tipo de pantalla uniendo de modo adecuado fragmentos de plástico. Igual que en el ejemplo anterior, corta el plástico en pedazos (de forma de cuadrados o rectángulos), inventa tu propio mosaico y une las partes.

Para dividir una habitación en dos puedes servirte también de tus muebles (así como lo representa la foto de debajo). Detrás del segmento se esconde una cama -parte del dormitorio-, y del otro lado vemos una típica sala de estar, donde se pueden recibir los invitados o ver películas.

Aquí, a su vez, lo que separa la parte del dormitorio de la del comedor es un tabique. Bien ubicada y usada va a adornar al cuarto en vez de quitarle el encanto. Además de cumplir su función perfectamente bien, va a lucir muy moderno. Nota que del lado del comedor el tabique tiene forma de banquito, lo que nos deja ahorrar aún más espacio y meter una mesa en el comedor.

También puedes comprar una pantalla decorativa que separará los espacios y hará que el sitio cobre más de su merecido encanto. Impresionante, ¿verdad? Una solución perfecta es también la partición de la habitación con la ayuda de una estantería de forma original. Hay muchas de estas en las tiendas: sólo hace falta ponerse a buscar.