Muchas personas al ganar dinero nos creemos con el poder de todo y con el deber de nada es por ello que nacen las malas acciones y decisiones por lo que nuestra vida pierde calidad de humildad. Para evitarlo debemos identificar desde cuándo esta obsesión por el dinero se ha presentado para que podamos eliminarlo de raíz. Si es que ya lo tienes sigue estos pasos para darte cuenta en qué etapa estas y corregir tus errores. ¡Manos a la obra!

¿Por qué se da la obsesión con el dinero?

Ads

Si se habla de obsesión por el dinero, es porque la persona tiene la necesidad de controlar riquezas para sentirse satisfecho, por lo que es designado como un comportamiento perjudicial para la vida de quien padezca dicha obsesión.

Muchas personas alegan, que mientras más dinero se tenga, más felices serán, y sienten que así es que sucede, les gusta pensar que dominan el dinero y no se dan cuenta de que el dinero es quien los domina a ellos.

Las personas que piensan “mientras más dinero controle más feliz seré”, son quienes empiezan a sentir la necesidad y el desespero los impulsa a disponer de fondos ajenos, menospreciar a sus amigos, perjudicando a su familia y a su contexto social, incluso desconocen sus valores, para poder alcanzar su objetivo.

Además de querer más dinero sin importar los métodos o las consecuencias, también evitan gastarlo en cosas que consideran que al momento de invertir dinero en ellas, dicho gasto no les será beneficioso en un futuro.

Este no es el verdadero problema, el problema está en personas que evitan gastar su dinero a toda costa, solo por el hecho de querer acumular la mayor cantidad posible y esto ocasiona que abandonen el verdadero propósito por el que comenzaron a adquirir dinero.

Es ahí donde la persona comienza a tomar decisiones extremas que llegan a ser negativas e indebidas, que satisfacen sus deseos, pero malogran drásticamente sus vidas.

Obsesión por el dinero

Decir que la obsesión por el dinero no debe ser originada por la búsqueda de felicidad, está de más, ya que por ninguna circunstancia esta obsesión debe dar inicio.

Existen personas que padecen de una patología, denominada crematomanía, que es la desmesurada afición a las riquezas. Estas personas suelen tener una avaricia exagerada y desbocada, con actitudes extremas.

Por lo general, dentro de estas personas con inmensas ansias, contienen un rencor a emociones anteriores, como por ejemplo querer ser aceptados por la sociedad o profesionalmente y, en muchos casos, la aspiración de ser superior a los demás.

La obsesión por el dinero es el modelo más claro, de cómo lo profesional en relación con lo económico ha penetrado en la mentalidad moderna, esto al momento de captar las situaciones de nuestra vida privada.

Obtener dinero excesivamente se convierte en una manera de llenar necesidades que nunca serán saciadas, por más dinero que se obtenga, la persona cree poder llegar a una satisfacción total, sin darse cuenta de que mientras más intente, más incrementará un vacío sin límite.

Ads

Mientras no se dé cuenta de lo que comete, ese vacío pedirá más.